miércoles, 26 de enero de 2011

Llorar de amor (o ya estás con nosotros II)

28 de enero, 8.45 de la mañana, en la cama grande.
Papá a la derecha, mamá en el centro y la bebé a la izquierda terminando una toma. La nena sube a la cama alborozada, entre el papá y la mamá
¡¡¡Ha nevado mamá, está todo nevadísimo mamá, hasta las carreteras!!!

La mamá pone a la Bebé entre medias, al lado de la Nena, y cierra los ojos unos minutos más. La nena habla mientras en susurro:

-¿Sabes Bebé? Hoy ha nevado ¿sabes para qué sirve la nieve? pues para hacer muñecos, y para hacer el ángel, y para tirar bolas.

(Jesús, sí que va a estar estimulada la Bebé, sí...)

28 de enero, 21.30 de la noche, en la cama de La Nena.

La mamá va como cada noche tras la historia con el papá, a la cama de La Nena a darle un beso y a charlar un rato. Hoy lleva a la bebé y la pone en la cama de su hermana entre las dos, cosa que La Nena recibe con gran alborozo (no considera a la bebé una amenaza, sino que no la "compartimos" lo suficiente) Ambas están mirándose cara a cara. La bebé con sus 9 días aún no centra bien sus grandes ojazos y su mirada estrábica es imaginada por la mamá, que está a su espalda y no la ve. La mamá sí ve a La Nena, que está conteniendo un suspiro ahogado de emoción. La Nena no puede más y exclama:

-¡¡Ay, creo que voy a llorar de lo bonita que eres, bebé!!

(Yo sí que voy a llorar de amor....)





Gracias a Dibujo por el regalo que nos dejó de José Luis Perales

Canción Infantil


Por haberte vestido tu solo,
por haber dado un beso a mamá.
Por haber ido hoy al colegio,
por haber compartido tus juegos,
hoy te voy a contar otro cuento
que te gustará.

Y el pequeño sonríe y abre los ojos
y mira en silencio y va poco a poco
buscando sus brazos
y el padre lo besa y empieza su historia.
Y el pequeño pregunta y el padre le cuenta
y el niño lo escucha y el padre se inventa
y el niño se duerme escuchando ese cuento
y el padre comenta,
te quiero.

Por haberte tomado el jarabe que

sabe tan mal.
Por haber ordenado tus cosas
por haber aprendido a rezar.
Por haber regalado a María
ese coche que tanto querías,
hoy te voy a contar otro cuento

que te gustará.

Y el pequeño sonríe y abre los ojos
y mira en silencio y va poco a poco
buscando sus brazos
y el padre lo besa y empieza su historia.
Y el pequeño pregunta y el padre le cuenta
y el niño lo escucha y el padre se inventa
y el niño se duerme escuchando ese cuento
y el padre comenta,
te quiero.

Por haberte lavado las manos y desayunar.
Por haberte vestido tu solo,
por haber dado un beso a mamá.
Por haber ido hoy al colegio,
por haber compartido tus juegos,
hoy te voy a contar otro
cuento que te gustará.
Hoy te voy a contar otro
cuento que te gustará.
Hoy te voy a contar otro
cuento que te gustar

sábado, 22 de enero de 2011

El Regalo (o ya estás con nosotros I)

Eres un regalo, como lo fue tu hermana. Eres un milagro de la vida, tan fácil parece conseguirlo, y tan difícil luego alcanzarlo.



He tenido mucho miedo, nada me da más miedo desde que soy madre que vosotras. Nada, nada.



Pero ya estás aquí y creo, por segunda vez en mi vida, que voy a morir de amor, cada día, desde que nació tu hermana, y después, y ahora tú, que vuelves a reincendiar nuestros corazones como si fuera la primera, o la única vez ¡qué dudas tan tontas las anteriores!



Verte al fin y llorar del miedo pasado, de la alegría, del triunfo de tu Vida ¡al fin!. Tu padre, aún aterrado tras el largo y difícil viaje de este parto complicado y sin fin, nos abrazaba en el paritorio y me hizo la V con los dedos.



Nuestras dos niñas, dije.

Victoria, dijo él.

y Vida, pensé yo.



Han empezado a llegar muchísimos regalos para celebrarte. Este es de Pilar, que nos nomina en su blog:





Y este es un poema que nos manda Valdomicer, y que nos debía desde hace casi un año, cuando te resistías a llegar:

EL CHIRIVEJE



Pimpollo, rey de tu madre,
miagirrina de la groria mesma
que cayó de los cielos desprendía
del botón reluciente d´una estrella:
no me jagas pucherinos
cuando yo te jaga fiestas;
ponme los ojillos tunos,
relámbiate con la lengua.
jame´l angó, muchachete,
que voy a dalte la teta.

Míala, túmbate a la larga,
chachino, chuperretera
jasta qu´el cholro del pezón rebose
los bujerinos de tus tragaeras.

Asín, con genio, mu juerte,
manque t´aplastes las narices mientras
y endispués, de muchacho, te se note
que las tiés porrillúas y retuertas,
qu´a esos que tienen la naris picúa,
sus madres ajuyéronle las tetas.

Lucero, pan y condío,
espiguina de carne de mis eras,
suerbe p´adrentro remetiendo juncia,
larga chupones atizando yesca
pa que aluego, cuando mozo,
naide te moje la oreja.

Rempuja tú con genio, chiriveje,
chupa jondo y bochinchea,
chiquinino de tu casa,
muñequino jormao de miel y cera
que derritió´l aliento de tu padre,
que yo cuajé con sangre de mis venas,
que Dios jizo al igual que semos dambos
pa que tós devinaran tu nacencia;
remete´l jociquino bien p´adrentro,
rempuja con töa tu juerza,
que asín el chipitón saldrá seguío
con dos gorpes tan solo qu´arremetas.

Descudia tú, preciosino,
no te acagaces y aprieta,
maque se ringuen tus narices guapas
y te se pongan retuertas,
que por esas señales se conocen
los muchachos castúos de tu tierra,
los hijos de las madres que son madres
tan aïna que Dios las jace jembras;
porque aquí, pa nusotros, tós sabemos,
com´una cosa mu cierta,
qu´a esos que tién la narís picúa,
sus madres ajuyéronle las tetas.

Luis Chamizo. “El miajón de los castúos


¡Hija!

sábado, 15 de enero de 2011

Nessun Dorma ¡¡nadie duerma!!

Entro hoy en el blog de Pilar, Abalorios, para escuchar este fragmento, y leerlo (no conocía su traducción) y me parece perfecto para llamar a mi bebé, con ligeros cambios:

¡Cuando dé a luz y brilles!
Mi beso romperá el silencio
que te hace mía.

¡Al alba venceremos!


No dejéis de ver el post entero de Pilar, una verdadera belleza, aquí.

viernes, 14 de enero de 2011

Desayuno con estadísticas

-Zumo de naranja
-El 30% de los bebés se adelanta
-Tostadas con aceite de oliva Virgen Extra (y pellizquín de sal)
-Sólo el 5% de los bebés nace en la FPP (o fecha probable de parto)
-Café con leche grande en taza-orinal
-Por lo que el 65% nace posteriormente a dicha fecha

Fuente: www.mibebeyyo.com



¡Feliz San Viernes y Fin de Semana!

miércoles, 12 de enero de 2011

Pollo a la sobre (O hemos pecado I)

Jamás hago propósitos de año nuevo. Creo que lo que hay que hacer, hay que hacerlo, cuanto antes mejor, y ya hace algunos años que descubrí, dada mi desorganización y desorden natural, que terminar algo, era una de las sensaciones más placenteras y que más satisfacción y sensación de control me daban. No es que yo no tenga propósitos, no...es que si me planteo algo en septiembre, pues lo comienzo en septiembre, o cuando sea la fecha que toque porque no puede ser en ese momento.




También es cierto que procuro no hacer planes a muy largo plazo. Más de 3-6 meses para mí, es muy largo plazo. Mi padre siempre, al oir la expresión "El año que viene....." decía:

-¿El año que viene? todos calvos.

En clara alusión, no a no tener metas y tal, sino a que hay cosas sobre las que no merece la pena preocuparse en exceso...un año es tiempo más que de sobra para que te cambie la vida sin tu intervención. Y si no, que nos lo digan con él, como nos dejó en menos de 6 meses ¡traidor!

Yo tenía 25 años, y ahí me hice mayor. Hay gente que vive en disneylandia bastantes más años, algunos incluso toda su vida. Mi parte inmadura a ratos les envidiaba. Como decía el protagonista del Príncipe de las Mareas: "hay familias que viven toda su vida sin que les ocurra nada interesante. Siempre las he envididado". Mi parte madura no lo envidia, porque sabe que soy lo que soy por todo lo que me acompaña.

Creo en la planificación lógica como modo de organizarse. Hay apenas tres cosas que hay que tener cuidadas, la salud, el amor y el trabajo....el resto no es importante, y creo que hay que vivirlo, disfrutarlo y torearlo según viene. Incluyendo a la familia, los amigos y las personas dentro del amor, por supuesto.

Creo que mi modo de pensar es fácil y sencillo. Al menos a mí me sirve para ir más ligera por la vida desde los 25 años en adelante, que hacia atrás ¡cuanto peso y cuanta preocupación por....por nada!

Para mí sólo la pérdida de la salud, del amor (en cualquiera de sus formas) o del trabajo merece legítima, pero no eterna preocupación. Llantos los justos para no reventar. Luego remangarse y cambiar lo que se pueda cambiar, y aceptar lo que no se pueda (lo del criterio para distinguir ambas, que dice el dicho...es asunto aparte)

¿Y por qué toda esta disertación? Cada vez me voy más por las ramas ¡estoy imposible!

Si yo sólo quería entrar a escribir lo siguiente:

Primer propósito de año nuevo, a estas alturas y antes de hacer algo más: PARIR DE UNA VEZ


Pero claro, me sale de pensamiento todo lo vomitado anteriormente.


¿Y el pollo a qué viene? pues que uno o una, a mi modo de ver, y así lo hago, ha de ser flexible incluso con sus propias convicciones que tan segura y tan de puta madre te hacen sentir.


Ningún traje vale para toda la vida.


He de mantenerme lo suficientemente flexible y abierta a cuestionarme siempre, no sea que me encalle, o empiece a in-tolerar cosas que no debería. Sin perder la cordura, claro, y sin ser una veleta, por supuesto.


El pooooollo.


Venga va. Hace años, mientras estudiaba, perdía la voz en trabajos temporales como azafata-promotora. Una vez, perdiendo como digo la voz tratando de vender un producto imposible cuyo ingrediente principal era el E-621, un potenciador del sabor conocido sin su E-como Glutamato monosódico.


Componente principal de casi el 100% de los platos preparados, así como de las famosas pastillas para hacer caldo y "enriquecer guisos" que se venden. En la comida china se usa en bastante cantidad, siendo la razón de que mucha gente salga con dolor de cabeza, y algunos incluso con una ligera hinchazón de labios o lengua. Ni que decir tiene, que los americanos, por lo visto, más severos con estas cosas, lo tienen prohibido hace años por sospechoso de ser cancerígeno.


Duré 15 días vendiendo el productito de las narices, que lejos de identificarme con él, consiguió que nunca jamás volviéramos a tomar nada en casa que llevara el E-621. Incluso conseguí que mi madre no volviera a cocinar con las otras famosas pastillas. Hay que tener mucho ojo, porque hay incluso algunos tomates fritos que también lo llevan ¿para qué? me pregunto yo.


Pues eso, que cuando vi en la tele el pollo ese al que se le mete en una bolsa para el horno. Y se le echan unos polvos por encima, y ¡hala! dentro del horno a hacerse en su propia salsa y los polvitos mágicos ¡me repugnó! Potenciador del sabor puro y duro, pensé ¡qué porquería, que manera de estropear un pollo!


Cada vez que veía el anuncio, me daba el mismo repelús, y hacía el mismo comentario. Y hete aquí que mi santo, mucho más abierto que yo para las cosas nuevas, me comentó que le había echado un vistazo a la composición y eran todo hierbas...no llevaba ningún potenciador. Y lo trajo. Y leí, y a menos que me engañen en dicha composición...era cierto. La marca que trajo no llevaba dichos componentes.


-Mira que lo distingo hasta con el olfato, en cuanto me lo meta a la boca, sé si lo lleva

-Pues venga, vamos a probarlo y me lo cuentas.


Así que, como a mí bajarme los principios a los tobillos, no me daba para tanto esa vez, se encargó de hacer la cena. Metió los tres traseros de pollo en la bolsa (capítulo aparte merece mi sospecha de salubridad, meter un plástico, y que aguante, al horno...) con los polvitos mágicos (digo perdón, mezcla de hierbas)


¿El resultado? realmente delicioso. Y no, no percibí el odiado sabor de fondo del glutamato que tanto nos engancha en patatas fritas de sabores, hamburguesas, sopas de sobre y demás...


Muy, muy bueno y jugoso, 50 minutos en la bolsa en el horno, todo limpio y delicioso. La foto no es mía, es de aquí, porque nos lo comimos sin chistar, y sin pensar siquiera al empezar a comerlo que esta recetilla hubiera sido digna de foto.





Pues eso. Que de todo se aprende.


Por lo demás...la perspectiva de cuando pariré, la verdad es que no me deja concentrarme mucho en casi nada más. Casi ni leer, casi ni ver la tele, casi ni pasear, haciéndolo todo pensando en el "porsiacaso es hoy, porsiaca es esta noche, porsiaca tenemos que salir pitando"


Pelín estresante ¡tengo ganas ya de ver a la bebé y volver a empezar! Con un poco de miedo también, para que nos vamos a engañar....



lunes, 10 de enero de 2011

De casi Jamón, ¡¡y casi Lomo!!

¡Ay señor! qué cargada voy. Mañana salgo de cuentas, 40 semanas completitas. He destrozado las porras sobre la fecha de parto de todo mi entorno. Todo el mundo se empeñó en que al no ser primeriza, se me adelantaría. Nadie me hizo caso al contar mis antecedentes de super-tardona con La Nena, que nació pasada la semana 41 y bajo amenazas de inducción.
Pues eso, nada de adelantarse ¡con lo preocupada que andaba yo por si tenía un parto prematuro! Aquí sigo, engordando a la bebé que se retuerce lo que puede pese a la falta evidente de espacio. Pero ni aún así apreta lo suficiente para ir planteándose una salida, o tal vez romper la bolsa de una vez, como casi hace la otra noche.


Sólo tengo barriga. Tanta, que por la calle me mira todo el mundo y empieza a resultarme verdaderamente incómodo. Mi santo dice que como no estoy gorda, y sólo tengo barrigota, esta resulta "como falsa" bajo el abrigo, como si llevara un cojín gigante....que será por eso por lo que miran.



Mi madre está atacada comprobando si sus teléfonos funcionan. Mi santo me pregunta a cada suspiro que soplo, o cada movimiento que hago. No puedo llamar a nadie, porque, la respuesta, invariablemente es "¿Qué, qué, qué, yaaaaaaaa???????" ¿nooo? ¿algún dolorcillo? La nena está tan emocionada como nerviosa, y le habla a su hermana "¡nace hoy! anda mamá, dila que nazca ya hoy"



Pues sí, dolorcillos todos, pero improductivos. Irregulares. Que se paran, vamos. Contracciones cada vez más dolorosas, pero no rítmicas, y que se pasan tras venir 3 ó 4 a la media hora. Desde luego, aún ninguna como las que conozco del parto de mi nena. Las INCONFUNDIBLES, vaya.



Hasta el lomo que teníamos curando se ha cansado de esperar. Y mi santo también, que lo ha abierto ya a ver si pasaba el control de calidad, y no se nos fuera a pasar, ya que tal y como nos dijo Valdomicer...hemos curado un lomo, y no un cabecero, con lo cual el proceso es más rápido. Dice el santo que no tiene sabor de lomo, sino algo más natural y que no esperaba encontrar.




Yo aún sigo dieta para prevenir la toxoplasmosis, aunque ya en la semana 40...poca malformación cabe, creo yo, pero bueno, también la placenta es más vieja y menos eficaz; y también creo que hay que tener más cuidado con las sustancias que pueden atravesarla...Así que nada, no os puedo decir de mi propia experiencia cual es el sabor del lomo. Queda pendiente.



En fin. Hasta los Reyes Magos tuvieron a bien traerme un Pedazo de Jamón (entero, pero vaya pedazo de Jamón) Os pongo foto de espaldas porque es vergonzosillo.





Y esto es todo ¡por el momento! Os agradezco enormemente vuestro interés a través de los comentarios, e-mails e incluso vuestros propios posts en vuestros blogs. Todos los días por la mañana publicaré post, o comentario en este mismo...hasta que por razones de peso (o sea, de pérdida de él) no lo haga....entonces pasados unos días, espero daros ya la feliz noticia, que con tanta ansiedad estamos esperando ya.



Quería pediros el último favor. Muchos sabéis cual será su nombre, yo misma tardé poco en poner aquel acertijo...pero me gustaría pediros que a partir de ahora nos refiramos a ella como La bebé, así como mi niña mayor ha sido siempre La nena, y así seguir guardando su identidad.



De nuevo ¡gracias! a todos y todas, por vuestro cariño e interés ¿me dará tiempo a escribir otro post antes de ser mamá de nuevo? ¡Quién sabe!