martes, 26 de mayo de 2009

Las preguntitas (o como sentirte fatal ante un filete...)



Esta conversación es real, iniciada con mi hija, que tiene ya 5 años. Ibamos en el coche, yo conduciendo, así que lamento enormemente no haber podido mirarla...me perdí la mitad de la conversación:
-Mamá ¿nosotros comemos seres vivos?
-Claro hija, animales y plantas
-¿Plaaaaaaaaantaaaaaaaaaaaaaaas?!!!!!
-¡Claro! las acelgas, son plantas, y las espinacas, y las frutas de los árboles, y las zanahorias, y las patatas....son plantas
-¿Pero comemos seres vivos?-Sí...bueno, cuando los comemos ya están muertos
-¿y quien los mata?
-Los matan en sitios especiales para que no sufran
-¿Y qué animales nos comemos? (como si no lo supiera, pero ahora empieza a relacionar que las chuletas y los chorizos, antes fueron cerdito)
- (Glups....la estoy viendo venir) Pues....ternera...
-¿Ternera?
-Sí....vacas pequeñitas, y pollo, y cerdo, y cordero...
-Pues yo no quiero comer animales
-Mi cara al oirla, todo un poema. La cagamos, con 5 años y se quiere hacer vegetariana, o frutariana ¡¡si no quiere seres vivos!!!-tengo que pensar rápido
-¿Nada de animales, nada de carne?
-No
-¿Y entonces, que vas a comer?-Se lo piensa, la oigo el Hummmmmmmm y por fin la oigo desde atrás:
-Arroz (sí, pienso yo, y el tofu porque no lo conoces....)
-Sí, claro, arroz puedes, ¿y qué mas?
-Hamburguesa
-Piiiiiiiiiiiiiiii-Error-lo siento hija, la hamburguesa es de carne de cerdo o de ternera y hasta de pollo
-Ainsssssssss-dice mi hija.
Fin de la conversación. Dudas:
  • ¿He dejado pasar una oportunidad de oro de reforzar a mi hija para ser consecuente con sus ideales? ¿Realmente, realmente somos seres puros de pequeños y es el mundo (y nuestros padres los primeros) los que nos hacen "impuros"?
  • ¿He reforzado que mi hija cierre los ojos a una realidad en contra de sus sentimientos? Si hija, robar está mal. Coge el dinero con los ojos cerrados y corre.
  • Y por último, y en el que estoy instalada y más o menos convencida....mi hija tiene 5 años y quizá la considero (errónea o acertadamente) incapaz de entender que somos omnívoros, y que puede ser vegetariana de mayor si quiere, pero ahora no creo que deba comer 3 kilos de frutos secos para compensar las proteínas que no iba a comer con la carne.

Qué difícil es educar, ¡coño!

10 comentarios:

  1. mujer, no le des demasiadas vueltas. Es lógico que una niña no quiera comer animalitos... tengo una amiga que tenía serios problemas de pequeña cuando iba al pueblo de sus abuelos, porque allí tenían pollos y eran esos pollos que correteaban de aquí para allá y con los que ella jugaba los que luego aparecían en su mesa. Tenían que asegurarle que el suyo no, que el suyo venía del mercado... pero nunca se hizo vegetariana. Contradicciones que nos aparecen en la vida, hija... a mí, visto así, tampoco me hace gracia comerme animalitos... pero resulta que soy carnívora entusiasta, ¿qué le vamos a hacer?

    ResponderEliminar
  2. jajaja,no, si no es un tema que me preocupe...va a seguir comiendo de todo ¡faltaría más!

    Es solo que me dió la vena filosófica...todos los niños, y casi todos nosotros de niños, hemos pasado por esa fase de rechazo a comer animales que sabemos que han estado vivos...y yo me pregunto...si no nos "obligaran" a comer carne ¿Acabaríamos comiéndola de motu propio, o rechazándola si siempre tenemos sustituto para comer? o sea, vegetales y demás.

    Que conste que soy carnívora, mucho. Estoy salivando pensando en carne roja de buey ¡huummm! ¡unga, unga!

    ResponderEliminar
  3. jaja muy bueno,pero no creo q debas darle más vueltas,yo recuerdo d pequeña el trauma q pasé al entererme q la tierna ovejita a la q días antes le habíamos habíamos dado un bibe d leche en la granja d unos amigos d mis padres, el día d ramos se convirtió en el plato fuerte del día,y eso q mintieron y dijeron q no era ella,pero no coló...ni con Marco lloré tanto!!Buena señal q le encante la hamburguesa..yo tb m haría vegetariana cuando veo camiones hacinados d cerdos o como los tienen en las granjas....pero es q el jamón está tan bueno q va a ser q no!!lo siento ,soy carnívora hasta las trancas.besitos

    ResponderEliminar
  4. Nada, carne...explicale qué pasaría si no comieramos carne...qiue la devorarían a ella, xxxDDD

    ResponderEliminar
  5. Pues Tita, algo así me pasó con mi hija hace años, y nunca se supo negar a saborear una buena hamburguesa.

    Pero ahora, me dice que si tuviese que matar para comer carne,... no lo haría. Y podría pescar, comer fruta, verduras, cereales, y .... CHOCOLATE !!!!! Jajajajajaja,....

    ResponderEliminar
  6. Soy Gonza, Tita, no sé porqué no me admite mi identificación, y tuve que ponerme como anónimo. Dichoso perfil de las narices!!!!

    ResponderEliminar
  7. Gracias por tu visita, Laura...es que es durillo ¿eh? sí, vemos los camiones...pero a ver quien renuncia al jamón. Bueno, nos queda el consuelo de que los jamones buenos, buenos, (los que no puedo comprar jajaja) esos han crecido en el campo, solitos tan tranquilos.

    Pluvis, buena explicación, no se me había ocurrido, pero...¿comer o que te coman?

    Gonza, eso nos va a salvar jajajaja, que a la hamburguesa no renuncia!!! y me temo que al jamón, tampoco. De muy pequeñina le llamaba "chicha de papá", porque solo lo cortaba mi marido (yo lo destrozo, y le dejo "escaloncitos".

    Por mi parte...no sé si mataría un cerdo o un buey. ¡¡¡Me temo que sí!!! ¿¿¿O tal vez no???

    Un abrazo a todos

    ResponderEliminar
  8. Bueno, creo que te has salido muy bien! Ahora lo que le toca a tu niña es comer carne, e ir aceptando la vida como es. Cuando sea grande, si quiere, que se haga veterinaria. Eso si, recordándole siempre que somos animales, aunque racionales, y que nos devoramos unos a otros (emocionalmente) sin hincar el diente...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. sólo quería comentar q conozco una pareja vegetariana y q a sus hijos desde pequeños les inculcan el comer d esa manera,por supuesto no hace falta decir q los niños están sanísimos y q las proteinas las compensan en vez d con carne con otros alimentos,las dietas q hacen son completísimas y la mar d elaboradas,pero no m parece bien,y es una opinión totalmente personal,creo q un niño debe probar todos los sabores y alimentos y decidir él d mayor si quiere o no quiere ser vegetariano,al igual q lo decidieron sus padres y no como algo impuesto por la forma d pensar q hay en su casa,o al menos así lo veo yo.besitos guapa

    ResponderEliminar
  10. Pues lo mismo pienso yo, Laura....solo que no me creo que sin un complemento esos niños estén perfectamente alimentados. Y si necesitas pastillitas...pues no me parece tan sano.

    En algún sitio leí hace tiempo que los niños no debían ser vegetarianos estrictos, su dieta debería incluir leche, huevos, queso y compensar las proteinas con frutos secos (algunos pediatras opinan que para compensarlo deberían comer tanta cantidad que sería intolerable) o con complementos alimenticios...lo que yo te digo.

    Si al menos tenemos la excusa de ser omnivoros, si los leones comen carne, y nosotros matamos sin sufrimiento...¿por qué no?

    Me has recordado el anuncio este de la familia de vegetarianos, que acompañan al chico a comprar y probar ¿qué era? ¿jamón de york?

    Anda, que si tuviera que estrenarme yo con carne, mi buen chuletón de buey no me faltaba!!!

    Gracias por visitarme, y por tus comentarios, besos.

    ResponderEliminar

Gracias por pararte a escribirme algo