viernes, 7 de septiembre de 2012

Recuerdos para guardar (La nena en Riofrío)

Tal día como hoy, hace 4 años, habíamos estado de visita en el Palacio de Riofrío, cerca de Segovia, donde hay cervatillos y demás fauna en libertad.

La nena, que entonces tenía 4 años, y yo, tratábamos de acercarnos de puntillas a uno, que muy listo, iba alejándose discretamente al oir nuestras pisadas...

Mi reina mayor  no soporta la emoción y sale corriendo para tocarle, mientras él, ágil y grácil, con una carrera elegante a pequeños saltitos, huye "semi-despavorido" al grito de ¡¡¡¡BAMBIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII!!!!

 
En próximos episodios: más recetas para todos, encima de baratas, ricas-ricas.

26 comentarios:

  1. ¡Qué imágenes más bucólicas y hermosas! Ya te vas dando cuenta de cómo pasa el tiempo también para tus reinas ¿no?
    Espero las recetas esas buenas, bonitas y baratas, ay.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Que si pasa el tiempo? corre que se las pela!!!!

      Eliminar
  2. hace 4 años tenía 4 años?? eso hace un total de 8 añazos! madre mía!!! y eso que la peque va camino de los 2! Esto es imparable! Se pasa el tiempo vlando!
    Y que pensaría el cervatillo?? ¿quien será ese tal bambi que todos los humanos pequeños me llaman así??
    jejejeje
    ¿que tal el veranito?? seguro que fantastico!!
    Besazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, Uma, ya son 8...¡y medio! El verano muy cortito y algo cojo sin el santo...que ha currado como un esclavo. Pero aún nos queda una semanita dentro de nada, secuestramos a nuestras princesas y nos largamos ¡besitos!

      Eliminar
  3. A la espera de tus recetas y de leerte más a menudo, nena... que nos tienes olvidaditos.

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De olvidaditos nada...pero voy a salto de mata ¡ay! voy leyendo, eso sí, de escribir poquito poquito. Me rondan las cosas, pero no me centro a escribir ¡ya saldrá!

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Pero pronto volveré, Friki, como los fascículos jejejeje

      Eliminar
  5. Que monin el bambi!!!

    A ver si es verdad que te prodigas más...bandarilla!!!

    Besinos

    ResponderEliminar
  6. Y tengo la foto de ella con ellos de fondo ¡preciosa!

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Un recuerdo maravilloso, sin duda... de esos que necesitas escribirlos para no olvidarlos jamás...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso he pensado, Elena, en escribirlos, ¡que se me van!

      Besitos

      Eliminar
  8. Que ternura ¿verdad? el tiempo pasa y solo cuando nos detenemos un instante nos damso verdadera cuenta.

    Besos mil

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar, he aprendido a fabricar recuerdos. Con todos los sentidos.

      Hacer fotos también ayuda. Y escribir posts, claro!

      Besos

      Eliminar
  9. Jajajaja no lo pueden evitar...son niños!!! (ambos) jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay...tan bonita, Mariluz ¡tanta emoción contenida, como no iba a llamarle!!!

      Eliminar
  10. es que bambi es mucho bambi, espero que su madre siga viva por cierto ;)
    y si crecen tanto y tan de prisa, la mía se ha estrenado hoy en bachillerato, no digo más
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también espero que su mamá siga viva, Cruela...es triste saber que unos pagamos para ver el palacio (lo que le rodea es gratis) y otros pagan para dispararles....

      Eliminar
  11. Ojalá nunca perdieramos la ingenuidad.
    Disfrutalá que en otros cuatro más se te pone en plena adolescencia.

    Un apretaillo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah...pero ¿yo no he dicho que también hubiera corrido tras él para tocarlo? jajajajajajaja

      A lo mejor es eso, no perdemos la ingenuidad, pero ganamos demasiado control...

      Besos Carmen

      Eliminar
  12. Los niños son imprevisibles. Hace unos días, en la cola de un supermercado, una niña británica de unos dos añitos me tendió los brazos y me gritó "¡Daaaady!" mientras sonreía de oreja a oreja. La mamá se puso como un tomate, pero (afortunadamente) el padre soltó una sonora carcajada.
    Yo iba solo, así que no tuve que justificarme con mi contraria...
    ¡MUAC!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja Pedro...los niños son la monda, con una sola palabra ¡la que pueden armar!

      Eliminar
  13. no puedo publicar comentarios en blogs en Blogger

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí has conseguido publicarlo Mapiurka ¡enhorabuena!

      Eliminar

Gracias por pararte a escribirme algo