domingo, 10 de octubre de 2010

La historia del redondo de ternera II y su Salsa de Zanahoria y Manzana (o la segunda de las mil y una recetas)

Como todos sabéis ya por entradas anteriores, mi madre es mi cocinera de cabecera. Así que esta receta viene a ser un poco, en parte de rebeldía, porque no recuerdo que ella hiciera nunca o ¿casi nunca? redondo.

Lo que sí hacía era aleta de ternera rellena, que a lo mejor algún día os cuento como la hace ella, porque yo nunca la he hecho.

Retomo en este post la continuación a éste, ya que el primer plato que saqué, antes de cocinar el redondo propiamente dicho, fueron los "Sansacobos extranjeros" o Cordon-bleu ¿por qué se llamarán así? Ambos, digo...

Lo importante del redondo de ternera no es el trozo de carne en sí (bueno, vale, sí es importante) Quiero decir que asar un redondo es facilísimo. Lo más elaborado será la salsa que lo acompañe.
albóndigas en salsa de tomate casera y patatas fritas ¡que hoy es domingo y hay que darse un capricho!


-El juguito de rehogar y sellar salpimentado el redondo de ternera en una cazuela. En un chorro de AOVE (recuerdo: aceite de oliva Virgen Extra) se rehoga y se dora bien el redondo por arriba y por abajo, y por todos los lados que se deje. Sacar y reservar.
-En ese poquito de jugo, y si es necesario añadimos un poco más de aceite, rehogamos una cebolla grande bien picadita y 2 ó 3 dientes de ajo, picados o enteros pelados al fin y al cabo, se van a deshacer...
-Vamos incorporando al pochado de la cebolla 2 ó 3 zanahorias hermosas, eso sí, ralladas.
-Terminamos incorporando 2 ó 3 manzanas peladas y cortadas pequeñitas. Normalmente yo utilizo la Royal Gala, pero ahí va en gustos. La salsa ha de tener un ligero sabor a manzana.
-Rehogar otro poquito todo junto, y añadir bolas de pimienta (o pimienta molida si no tenemos) y un vaso grande con: 3/4 partes de vino y la última 1/4 parte, de agua. Enriquecer con un chorrito de Pedro Ximénez o moscatel si tenemos ¡Hummmm!
A continuación, con el horno precalentado arriba y abajo a 200, coloco en una fuente pirex el redondo, y alrededor (no encima) la preparación de la salsa para que se ase todo junto, y el jugo que suelte el asado pueda ser absorvido por la salsita (sustituto perfecto de las pastillas de caldo y similares) Hay gente que lo hace en olla, yo lo prefiero asado.
Aquí ya a ojo de buen cubero lo de asar el redondo. Según mi receta, ya va doradito. Se deja en el horno no mucho tiempo dándole la vuelta periódicamente para que se haga uniformemente. Podemos dejarlo más o menos crudo-rosita por dentro según nos guste. Remover también el rehogado de las verduras para que no se tueste.
Si preferimos el redondo muy hecho (que yo no recomiendo, porque nos quedará algo seco), sólo tenéis que pincharlo. Si sale jugo rosa, aún no está. Si sale blanco o incoloro, sí. Lo mismo sirve para calcular hasta donde queremos que se haga. Que lo queremos rosa por dentro, y hecho por fuera hasta unos 3 centímetros, pues metemos poco la aguja y comprobamos que sale caldito incoloro. Si la metemos más y sale rosa, recomiendo sacarlo ya, aunque como digo, va en gustos...y en hornos. Yo prefiero asarlo muy rápido, vigilando y dando vueltas, para que no se haga mucho.
Cuando ya decidimos sacarlo, retiramos el redondo y reservamos. Como a menos de que tengamos invitados, vamos a tener redondo para varios días, la manera de conservarlo es envolverlo en papel de aluminio, cual barra de fiambre e ir cortando los filetes según los vayamos a utilizar.
Volvemos a la protagonista: la salsa. Trituramos bien todos los ingredientes con la turmix, y corregimos de sal y de pimienta. Si quedara como puré, le podemos añadir un chorrito de agua de forma que quede consistente pero ni líquida ni espesota. Os garantizo que es deliciosa, y sirve para muchas cosas más, así que si os gusta, no dudéis en hacer el doble de cantidad y congelar para otros platos o como concentrado base.
Por último, cortar ya justo para comer los filetes (cuanto más finos, más ricos) del redondo (si están fríos ya, calentar la salsa en el micro y que sea ella la que transmita el calor, para que no se sequen ni se hagan de más)

Añadir la guarnición que buenamente nos apetezca más ese día. Yo le suelo poner patatas París rehogadas y doradas con aceite y orégano (aunque con mantequilla están de pecado mortal) que podéis hacer en sartén, o aprovechar los últimos 15 minutos de horno cuando el asado.



Las variantes son infinitas, y las salsas, como no, también. Podemos tener preparadas otras salsas diferentes para que así el redondo cambie totalmente de vestimenta y de apariencia ¡Espero vuestras ideas de salsas y acompañamientos!
Me voy a hacer unas

¡Abrazos, buen puente y felicidades a las Pilares!

En este día también aproveché el horno para poner unos tomates cortados por la mitad, un poco de mozarella (fresca, rallada, o el queso que tengáis) con orégano.


Yo hago una variante de la que hacía mi madre para la aleta. Mi famosa salsa Z&M (Zanahoria & Manzana a la pimienta) adorada por igual por Grandes y Pequeños (en mi casa, claro, por mi santo y mi nena) Usaremos:


-Redondo de ternera, evidentemente. Tan grande como queramos. El último mío era un trozo que pesaba casi 2 kilazos, de donde, si recordamos, el carnicero en crudo me apartó 6 filetes para los "sansa"

13 comentarios:

  1. Sinceramente me da miedo asar ternera. Y si sale dura???, no sé si me atreveré. Pronto será mi cumpleaños y tendré a la familia a comer, me apunto la salsa si acaso.

    Si quieres te cuento el menu que he planeado. En realidad son dos, pues celebraré dos dias jajajajaa

    1ª entremeses y ternasco asado con patatas a lo pobre (como buena aragonesa)

    2º risotto de queso (lo hará mi marido, aunque no se lo he dicho todavía, pero es que le encanta hacerlo y le sale ummmmmmmmm cómo le saleeeeeeeeeeee) y pechugas rellenas con jamón y pimiento y "empalomitadas", que mis padres y hermanos todavía no las han probado

    Y de postre una trenza de Almudévar y algún pastelito ya ves que sigo con mis postres topónimos jajajaja al igual que en mi blog, así os despierto la curiosidad por los postres y pastas aragonesas juasssss

    ResponderEliminar
  2. Huy el risotto efectivamente lleva queso, pero además setas jajajajaja "risotto de setas"

    ResponderEliminar
  3. ¡Mariluz, podió, no tardes en colgar todas estas recetas! ¿Qué es ternasco? ¿Y como haceis ese risotto? ¿Y qué es trenza de Almudévar?

    Mira, acabamos de comer, y ya me tienes salivando muerta de hambre!!

    Besitos y que tengáis felices fiestas

    ResponderEliminar
  4. Tita: acabo de llegar del pasar el finde fuera bien comida y bien bebida y me encuentro una recita como para quitar el hipo. No hay derecho, nena.
    Por cierto, yo también aprendí de mi madre a hacer aleta de ternera y me salía bien. Hace años que no la hago, a mi chico le gusta el redondo.

    ResponderEliminar
  5. Sabrosisima receta, eres un cielin

    Mi madre se llamaba Pilar, y celebrabamos juntas el santo pues el mio es el 15...fechas tristes para mi estos dias...

    Pero me voy unos dias asi que a mal tiempo buena cara...

    un abrazo pequeña

    ResponderEliminar
  6. En tu casa es un lujo comer todos los días, eh????

    Qué envidia me dáis!! jejejejejeje

    Yo no me atrevo a asar ternera porque la carne me gusta muy hecha y la ternera seca no hay dios sque se la coma.
    pero oye, que apunto la salsa y los tomates, endevéeeeeeeeee titaaaaaaa!!
    qué pintaaaaas!!!! jajajaajajajaja

    Un besazo
    Elly

    ResponderEliminar
  7. Tiza, yo prefiero el redondo también...de la aleta solo me gusta el relleno!!

    Pluvis, pasaló muy bien, y no seas demasiado buena chica, ya sabes...las chicas buenas van al cielo ¡y las malas a todas partes!!

    Elly: jajajajaja ¡me parto contigo! mujer, en casa comemos lentejas, garbanzos y pescaíto hervido, como todo el mundo. Me gusta compartir lo "¿diferente?" o especial, igual que me gusta leerlo en los demás, y tener ideas nuevas.

    Mariluz, Elly, animaos con el redondo. Si queda poco hecho, mejor, porque al cortarlo finito lo puedes calentar en el micro y hacerlo un pelín más. Elly, y si lo haces demasiado, cortado muy finito como fiambre ¡¡riquísimo!!

    Besitos para todas

    ResponderEliminar
  8. Me gusta mucho esta receta; aunque me gusta más hacerla con rabillo de ternera y con la tapilla que son más jugosas que el redondo.

    Cuando le pongo manzana (no siempre) en lugar de vino, le echo sidra.

    Y como tu, siempre hago más cantidad y congelo; luego puede servir para unas albóndigas, por ejemplo.

    Te copio el acompañamiento :D

    Un abrazo apretao

    ResponderEliminar
  9. No soy muy de ternera...pero esa salsa ya la he copiado pata hacerla con un lomo de cerdo que tengo en la nevera. Gracias!

    ResponderEliminar
  10. Eso tiene pinta de estar muy bueno. Quizá un día lo pruebe!

    ResponderEliminar
  11. ¡Vale! La salsa para mí ¡pringando pan, claro! y la chicha para mis perritas.
    ¿¿¿Cómo que no...???
    ¡Yo me lo he pedido primero!
    ¡MUAC!

    ResponderEliminar
  12. Yo no sé si mi tía (tiene ya 92 añitos) no ha sabido nunca guisar otra carne porque siempre ha habido en su casa redondo mechado asado. Sólo hay que acercarse a la nevera y cortar un trozo finiiiiito y comértelo allí mismo de un bocado.
    En lo que a mí respesta, con el de mi tía tengo suficiente.
    Un besino.

    ResponderEliminar
  13. Tomo la palabra al rebote para decirte que he hecho el redondo con enorme éxito de crítica y público. Me ha quedado muy rico. La única pega es que no le tengo cogido el punto al corte finito, finito, como lo cortan los ingleses, que casi se transparenta. Pero lo he logrado fino. Y rico, sobre todo. La salsa es excelente.

    ResponderEliminar

Gracias por pararte a escribirme algo